La larga historia de Aroma a ti

Larga y trágica historia se puede decir propiamente de todo el desarrollo de proyectos dentro de LunchBox, pero Aroma a ti sostiene un grado todavía más concentrado de turbulencias hasta su conclusión (pero eso es porque no hablamos aun de los proyectos que no se han concluido).

Todo comenzó hace más de un año quizá, cuando René Roa, compañero de banda de Carlos Green (uno de nuestros asociados), le cedió a LunchBox la letra de su canción para que la produjéramos como viéramos prudente. Originalmente la canción tenia una versión muy CQAses (la banda donde toca el autor), pero quizá el rock no era el ritmo que mejor le vestía. LunchBox tuvo un nuevo enfoque de inmediato: una balada tipo hawaiana con sabor de ukelele en la playa… o lo más cercano a una playa en esta gran ciudad de México.

El video también estaba planeado desde el principio con un enfoque muy claro: una bañera antigua en alguna azotea de un edificio donde una chica cantaría la canción en medio de un baño de burbujas. Tendría, idealmente, una modelo sumamente atractiva en tomas ligeramente sensuales, en un contexto casi surrealista. Pero a pesar de nuestros esfuerzos en lo que se producía la mezcla de la canción, nunca pudimos encontrar una bañera que pudiéramos usar tal como lo planeamos en ese entonces… y, bueno, también conseguir a una modelo que por mera buena onda quiera ayudarnos en tomas sensuales tampoco fue una tarea sencilla.

Sin entender muy bien cómo, los meses pasaron y se concretó una ejecución de Aroma a ti que… funcionaba… tal vez no era nuestro mejor logro, pero funcionaba. Nuestros amigos en BHD Producciones nos hicieron favor una vez más de grabar la canción en sus instalaciones como con Y la verdad, pero por razones de fuerza mayor tuvimos un lapso extraordinariamente prolongado antes de poder tener en nuestras manos la mezcla final. Y para cuando lo obtuvimos, lamentablemente, descubrimos que la ejecución en los instrumentos había sido más bien deficiente.

John al Rescate

Varios meses después en que los tres miembros originales de LunchBox nos vimos absorbidos por la vida cotidiana, John Barrera —socio honorario y amigo de LunchBox desde sus inicios— decidió formar ya parte integral del equipo. Con él como músico, compositor y arreglista profesional podríamos enriquecer nuestra oferta de trabajo laborando con mayor velocidad en los proyectos. En ese tiempo logramos producir Imperativo en tiempo récord y, una vez que se incorporó, también nos apoyó para producir una nueva ejecución de Aroma a ti con la libertad plena para trabajar en su estudio de grabación.

Nuevo talento se incorporó a la nueva grabación y, con la dirección de John, la ejecución de la pieza resultó de muchísimo agrado para todos. ¡Al fin nos acercábamos a un lanzamiento! Solo quedaba pendiente el tema del video.

La magia de estar preparados a las vicisitudes inesperadas

Ya teníamos al fin la mezcla final de la canción pero no habíamos logrado concretar nada para video. Entonces nos propusimos producirlo antes de que acabara el año a como diera lugar y por lo mismo tuvimos que dar lugar a concesiones sobre lo que finalmente podríamos grabar en imagen. Para este entonces la idea de la historia en cámara ya era un tanto distinta; no podríamos usar la bañera, ni haríamos escenas surrealistas en el techo de ningún edificio. En su lugar tendríamos dos narrativas, el playback con los músicos (como en Y la verdad) y el relato de una chica añorando a su pareja. Al final tendríamos un pequeño giro en la trama donde la chica, que todo el tiempo estuvo en la melancolía, sale en busca de su otra mitad para revelar que se trataba de no otra persona que quien canta la canción.

Siiii, ¡dos chicas! ¡¿quién lo iba a pensar?!… bueno, no era tan innovadora esa parte, pero quizá sí el que al final las historias inconexas resultaran la misma.

Teníamos fecha de grabación, teníamos locación y teníamos modelo. Sin embargo, un repentino cambio en la agenda nos cambió la fecha de grabación y la modelo ya no podría ayudarnos con las tomas. Tuvimos entonces que recurrir a la familia. La hija mayor de Gabriel Yáñez (Gabo) casualmente visitaba la ciudad y afortunadamente accedió a ayudar ese día. Se tuvieron que cambiar algunas ideas de las tomas en plena grabación y se planeó un final alternativo por si acaso no pudieran coincidir las personas para la segunda parte de la grabación, que sería en el estudio con los músicos. Y qué bueno que se hizo así, porque justo eso fue lo que ocurrió.

El segundo día de grabación, en el estudio, lamentablemente no todos los músicos que le dieron voz a Aroma a ti pudieron participar, tampoco así la modelo que grabó en locación. Así que el video tomó un nuevo giro: ya no habría “playback de la banda” (puesto que no estaba propiamente la banda completa), y la historia finalmente ya no se uniría. Entonces se decidió hacer una triple narrativa donde estaría la modelo en el departamento ilustrando la letra, otra donde estaría la intérprete como figura central cantando la canción (sin los músicos), y habría una nueva micro historia que reconstruiría la esencia de trabajar la canción con los músicos, tratándola básicamente como una auto-referencia a la creación de Aroma a ti.

Al final, en la postproducción, se intercalaron las distintas escenas y para separar temáticamente cada narrativa se le dio un tratamiento en blanco y negro a la recreación de composición y arreglos de la canción, una toma a color en pantalla completa a la voz de Gloria (la intérprete), y un tratamiento más de tipo cine a la representación de lo que trata la letra, actuado por Malena, Gabo. El resultado nos pareció adecuado, pese a los cambios de último momento que surgieron.

El video, aunque pensado para lanzarse antes de acabar 2017, se lanzó mejor el primero de enero de 2018. No pareció mejor utilizarlo como un punto de partida a un nuevo año que comienza, con la esperanza de que todo este proceso creativo pueda eflicientarse mucho más tras lo aprendido. Aunque, después de todo, pensando en que este proyecto sigue siendo por mero amor al arte y sin ningún tipo de paga que lo sustente (todavía), nos sentimos orgullosos de lo que hemos logrado y de lo que viene todavía.

Tags: Aroma a ti
Relacionado